Primer imputado por realizar una fiesta sin autorización en pandemia

La Fiscalía y la Justicia de Atlántida imputaron y condenaron al organizador de una fiesta clandestina realizada el sábado en este balneario de Canelones, sin autorización en plena emergencia sanitaria por el Covid-19.

La fiscal Mirna Busich le imputó un delito de desacato especialmente agravado luego de que fuera intimado a suspender la fiesta y siguiera adelante.

La intimación la hicieron policías e inspectores de la Intendencia de Canelones en dos oportunidades durante la noche.

El domingo la fiscal solicitó al juez de turno la detención de los dos organizadores de la fiesta, lo que se concretó este martes.

Uno de los organizadores aceptó los hechos y en un juicio abreviado fue condenado a 12 meses de prisión, que se sustituye por libertad vigilada, y con seis meses de trabajo comunitario.

Este miércoles declara el segundo organizador de la fiesta y puede recibir la misma imputación.

Fuente : Subrayado