Peñarol se lo dio vuelta a Torque, le ganó 3-2 y sigue líder de la Anual y el Clausura

El carbonero le ganó 3:2 a Montevideo City Torque en el Estadio Centenario, por la sexta fecha del Torneo Clausura.

Para poder gozar, primero hay que saber sufrir”. En este célebre dicho popular se puede resumir el triunfo obtenido por Peñarol. Es que la noche pintaba negra. Pero la jerarquía de los jugadores aurinegros volvió a sacar a flote al equipo, que obtuvo tres puntos que lo depositan nuevamente en la punta del Clausura y, de esta manera, le permiten continuar liderando con cierta comodidad la Tabla Anual.

El equipo de Leo Ramos, desde el mismo arranque, impuso las condiciones, manejó el trámite con un juego por demás elaborado y, en un abrir y cerrar de ojos, sacó dos goles de ventaja con los zarpazos de Santiago Costa y de Nicolás Siri. El aurinegro era un alma en pena y no daba pie con bola: jugaba rematadamente mal y estaba para el cachetazo. En total, fueron 43 minutos para el olvido.

Hasta que Matías Arezo dijo, acá estoy yo. Peleó una pelota contra todo el fondo adversario, ganó la cuereada y sacó un espectacular zurdazo que explotó en la red. Y de movida, cuando nada lo hacía suponer, Sebastián Rodríguez, con un impresionante derechazo, colgó el balón del ángulo superior del arco contrario. No solo fue un golazo, sino que significó el empate, que subió al marcador en un primer tiempo con vértigo de montaña rusa.

Y el viento cambió. El carbonero creció en lo anímico -no en el juego, porque siguió siendo deficiente su rendimiento colectivo-. En una palabra, no generó acciones de peligro. Sin embargo, el “ciudadano” ya no lo inquietaba en defensa, reforzada con el ingreso de un muy activo Hernán Menosse. El empate reinaba, entonces, en el marcador. Pero llegaría el penal pitado por Javier Feres, por recomendación del VAR, que un certero Sebastián Rodríguez transformó en el gol de la remontada. Corría el minuto 64, y Peñarol pasaba al frente en el tanteador. Ya en ventaja, el conjunto dirigido por Darío Rodríguez retrocedió líneas y, sin pasar sobresaltos, terminó abrochando una más que sufrida victoria.

Peñarol dio vuelta al MC Torque. Y -no es poco- manda en las dos tablas.

Fuente : Tenfield