Julio María Sanguinetti dijo que el Frente Amplio entregó el país en manos del narcotráfico

El ex presidente Sanguinetti analizó el llamado a sala del ministro Heber, y dijo que los senadores del FA “montaron un escenario teatral”.

P U B L I C I D A D

“Entregaron el país en manos del narcotráfico y con Uruguay marcado en el mapa mundial del crimen organizado”, escribió el ex presidente de la República Julio María Sanguinetti al analizar el llamado a sala del ministro del Interior Luis Alberto Heber por parte de los senadores del Frente Amplio esta semana.

La sesión del Senado pedida por el Frente Amplio sobre política de seguridad es una expresión acabada de su manejo -bastante eficaz normalmente- de lo que suele llamarse postverdad, porque sin decir algo claramente falso, se esconde todo lo molesto y machaconamente se instala en un territorio de ficción para construir un relato imaginario”, dice Sanguinetti en su habitual columna de opinión en El Correo de los Viernes.

P U B L I C I D A D

El ex mandatario, secretario general del Partido Colorado, señala que de los últimos 101 homicidios “solo 4 fueron personas sin antecedentes” penales.

“Es la misma explicación que daba el gobierno anterior y ahora la usa el actual…”, escribe Sanguinetti al citar la crítica que hace el FA ahora. “Nada que ver: hoy se describe una realidad incuestionable, nadie se refugia en la idea de que los muertos del narcotráfico son muertos de segunda, como ocurría entonces, y por supuesto se está luchando contra un flagelo que dejaron crecer por no enfrentarlo con rigor cuando era un fenómeno incipiente. Ese es el gran tema: entregaron el país en manos del narcotráfico y con Uruguay marcado en el mapa mundial del crimen organizado”, apunta Sanguinetti.

“Es más, en el curso del debate, no pudieron explicar por qué suprimieron las brigadas especiales de combate al narcotráfico de Montevideo y Canelones, donde se centra la mayoría de los homicidios. Esa es prueba concluyente de que enfocaron mal el tema, porque su teoría era que no había que perseguir las bocas chicas sino los grandes distribuidores y al final resultó que no pudieron ni con unas ni con los otros. Fueron víctimas de sus propias teorías, dogmáticas, que hacían de delincuente una víctima de la sociedad capitalista, responsable de todos lo males, y del narco de barrio un muchacho pobre caído en desgracia”, escribe el ex presidente.

P U B L I C I D A D

“Quien con un mínimo de serenidad siguió la Comisión General no puede sino concluir que los fracasados del régimen anterior montaron un escenario teatral para intentar exorcizar su desastre, apelando a imágenes surrealistas. Esas del mundo de los sueños de (Salvador) Dalí, en que los objetos se instalan en una realidad transfigurada. Los propios responsables de la debacle, los mismos, hablaban como si fueran expertos y, en el colmo de la comedia, ofrecían colaboración técnica. Hasta Jorge Vázquez, el hermano ex tupamaro del fallecido Presidente, salió de su silencio para dar clase en la televisión, como si fuera parte de un éxito y no uno de los capitanes de la debacle”, finaliza Sanguinetti.

P U B L I C I D A D

Fuente : Subrayado.