Fue dado de alta el hombre que tenía encefalitis equina y vivía en Colonia Wilson

El Ministerio de Salud Pública (MSP) confirmó el segundo caso de encefalitis equina en humanos en Uruguay. Se trata de una persona de Montevideo, cuyo caso se encuentra en seguimiento.

Respecto al primer caso detectado en el país, un hombre de 42 años en una zona rural del departamento de San José, ya fue dado de alta, según el reporte semanal del MSP con datos cerrados al 6 de febrero.

El informe da cuenta que cuatro casos fueron descartados (2 en Maldonado, 1 en Montevideo y 1 en Paysandú) y otros 15 se encuentran se encuentran con síntomas y son sospechosos de la enfermedad: 4 en Montevideo, 3 en San José, 3 en Soriano, 2 en Río Negro, 1 en Canelones, 1 en Paysandú y 1 en Rocha.

El Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) dio a conocer el informe semanal sobre encefalomielitis equina. En total, son más los caballos recuperados que los que han muerto. La letalidad es del 31%.

El reporte señala que al 6 de febrero son 580 los establecimientos a nivel nacional que se han visitados, con un total de 16.271 equinos.

Los caballos muertos con sintomatología clínica son 239 y 77 los que murieron con diagnóstico positivo a encefalomielitis. La letalidad del informe es de 31%

En referencia a los equinos recuperados con sintomatología, se señala que son 437 y 265 los que están recuperación.

El análisis por departamento marca que San José continúa presentando el número más alto de caballos muertos por esta causa, seguido por Paysandú, Río Negro, Tacuarembó y Treinta y Tres.

Salto, Durazno, Montevideo y Cerro Largo son los departamentos con menor afectación con una muerte registrada por territorio, mientras que Colonia, Florida y Maldonado no tienen registro de muertes de equinos por encefalomielitis equina del oeste.

Según la población equina a nivel nacional, la afectada por la enfermedad es el 0,25% y el 0,08% los que han muerto.

El MGAP recuerda que el vector de la enfermedad es el mosquito y que son cuatro las especies que la transmiten, entre ellas el culex, el más común, y que el ciclo comienza cuando el mosquito pica a las aves, luego al caballo o al ser humano y que ni el equino ni el ser humano la transmiten.